El trabajo ha sido realizado por Marcos Lopez Insausti y codirigido por el Dr. Luis V. Monteagudo y la Dra. Teresa Tejedor del Departamento de Anatomía, Embriología y Genética Animal.

En el trabajo se han realizado encuestas a ganaderos que han introducido el GASE en sus explotaciones. Las hembras portadoras de esta variante tienen una prolificidad mayor, del orden de 0,35 corderos/parto, lo que se traduce en un aumento de los ingresos y en consecuencia una mejora de la rentabilidad.

Tras el análisis estadístico de los datos se han podido extraer conclusiones acerca de algunos aspectos prácticos que al inicio de la difusión del GASE suscitaron dudas entre los productores. Entre ellas destacan que los ganaderos no observan diferencias entre los animales portadores y el resto en lo que a manejo de la explotación se refiere, pero si perciben mayor fertilidad, prolificidad y rentabilidad de las portadoras. Asimismo, coinciden en la importancia de la selección por capacidad lechera que está llevando a cabo ANGRA.

Por otra parte, todos los ganaderos recomiendan la introducción de animales GASE en otras explotaciones como herramienta de mejora, por lo que el autor concluye que su grado de satisfacción es alto.

By | 2017-01-24T12:46:51+00:00 enero 24th, 2017|Noticia, portada|0 Comments

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies