La finalidad del programa de mejora genética que desarrolla ANGRA (Asociación Nacional de Criadores de la raza Rasa Aragonesa), es obtener ovejas cuya productividad económica sea máxima, manteniendo el sistema de producción característico de esta raza. El objetivo de selección principal es la PROLIFICIDAD o productividad numérica entendida como numero de corderos por parto.

La herramienta fundamental para el desarrollo del programa de selección de ANGRA es la inseminación artificial (IA). Se disponen ya de los resultados correspondientes al año 2017. El dato más destacado es el de fertilidad, con una media del 58 % (ovejas paridas/ovejas inseminadas).

Este resultado es fruto del trabajo en tres aspectos fundamentales. El primero, relativo a la formación de los ganaderos, dando a conocer los factores que afectan a los resultados y que dependen fundamentalmente del manejo en la explotación. El segundo, consiste en el desarrollo de un protocolo para la selección de las ovejas a inseminar, a partir del estudio de los factores que influyen en el éxito de la IA. El tercero, la aplicación del Dispositivo AntiRreflujo de Inseminación artificial Ovina (DARIO) en todas las inseminaciones realizadas, este dispositivo que se caracteriza por realizar una penetración ligera, depositando el semen en varias direcciones y evitando el reflujo, aumenta la fertilidad en torno a un 8%.

Este incremento en el dato de fertilidad supone aumentar tanto el nivel de utilización de la inseminación al mejorar la percepción por parte de los ganaderos, como la velocidad de selección genética.

By | 2018-06-19T15:10:17+00:00 junio 19th, 2018|Noticia, portada|0 Comments